El Gobierno se ilusiona con la recuperación del empleo, pero llegará a las elecciones con 377.000 puestos de trabajo menos que antes de la pandemia

El mercado laboral todavía no se recupera del cierre de la economía durante 2020. La desaparición de empresas y la caída en la cantidad de asalariados apenas fueron compensadas por el crecimiento del empleo público y el cuentapropismo.

El Gobierno se ilusiona con la recuperación del empleo, pero llegará a las elecciones con 377.000 puestos de trabajo menos que antes de la pandemiaEl empleo en la construcción mostró en mayo su décimo mes de variaciones positivas, pero todavía está un 5,7% por debajo del nivel del primer trimestre de 2020.

“La reactivación ya es un hecho. Todavía falta que le llegue a todos los argentinos y argentinas pero vamos a recuperar esa vida que queremos”, dijo este sábado el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. El Estimador Mensual de la Actividad Económica, que publicó el último jueves el Indec, le dio la razón, ya que marcó una recuperación de 2,5% en la economía durante junio.

“El sector industrial hoy tiene 25.000 empleados más que en 2019 y, con respecto a agosto de 2020, está 45.000 empleos arriba. Es un sector que venía muy golpeado y se está recuperando, claramente”, destacó el ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas, en declaraciones a Radio Delta.

Los datos del Ministerio de Trabajo van en ese sentido. Según un reporte (a mayo) de la cartera conducida por Claudio Moroni, tanto la industria manufacturera como las actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler llevan 12 meses consecutivos de variaciones positivas en el empleo.

El Gobierno se ilusiona con el repunte del trabajo en la industria.

“Ambos se encuentran en niveles de empleo superiores a los registrados previos al inicio de la pandemia (2,2% y 3,4%, respectivamente). Otro sector que muestra niveles de empleo por encima de los registrados antes de la pandemia son los servicios sociales y de salud (1,2%)”, indicó Trabajo.

Y agregó que la construcción verificó su décimo mes de variaciones positivas, aunque en este caso, el empleo todavía se encuentra un 5,7% por debajo del nivel del primer trimestre de 2020.

Los datos del mercado publicados de trabajo indican que el desempleo llegó al 10,2% en marzo de este año y alcanzó a casi 2,2 millones de personas. La tasa de actividad, es decir, la gente que trabaja o quiere trabajar, mejoró con respecto al trimestre previo -pasó de 45% a 46,3%- pero sigue por debajo del 47,1% registrado entre enero y marzo de 2020.

Para la consultora LCG, el 10,2% preocupa tanto por el número de desocupados como por la menor participación en el mercado de trabajo, reflejada en una tasa de actividad más baja. Al corregir el dato oficial con la tasa de actividad previa a la irrupción del Covid-19 y manteniendo el nivel de ocupación actual, la firma estima que el desempleo rondaría el 12%.

Según la consultora, un año después de la pandemia hay cerca 450 mil personas que directamente perdieron sus ingresos laborales. “El daño no resultó mayor gracias al crecimiento del trabajo por cuenta propia que, junto con el empleo público, fueron los únicos que lograron salir ‘airosos’ de la crisis de empleo, absorbiendo casi 490 expulsados desde el trimestre previo al estallido de la pandemia”, indicó LCG. Y añadió que por cada 10 empleados privados registrados hay casi 6 empleados estatales.

Un panorama sombrío
Los problemas de empleo continuarán, aún cuando la economía siga mostrando signos de recuperación. Para LCG, esto se debe al cierre de unas 20.200 empresas desde el inicio de la pandemia que dejaron sin empleo a más de 680 mil asalariados.

“Ya no alcanza con ‘encender’ la economía, estos trabajadores ya no volverán a sus puestos aun cuando la actividad termine de recuperarse. Deberán migrar hacia sectores o empresas sobrevivientes o ganadores de la pandemia, pero la ‘movilidad’ del factor trabajo muchas veces no es tal, ya que se evidencia cierto tiempo requerido para que la mano de obra logre readaptar sus habilidades hacia nuevos sectores”, advirtió LCG.

La consultora Equilibra, por su parte, estimó cómo llegará el mercado laboral a las elecciones del mes que viene y calculó que al cierre del tercer trimestre habrá 377.000 puestos de trabajo menos que entre enero y marzo del año pasado, antes de las restricciones, y 231.000 empleos menos que en la previa de los comicios de 2019.

“Entre los asalariados, el trabajo privado formal también llegará a las primarias por debajo de sus niveles de 2019 (177.000 puestos de trabajo menos), mientras que el empleo público habrá sumado 63.000 trabajadores”, prevé Equilibra.

El segmento laboral informal llegará a las elecciones con 263.000 puestos menos que los que tenía en los comicios previos. “En tanto, el empleo no asalariado es el que más dinamismo viene mostrando, con un importante aumento del número de monotributistas y autónomos, y llegará a las elecciones con 147.000 puestos más que en 2019″, recalcó Equilibra.

Compruebe también

Programa Registradas, jubilación anticipada y acuerdo por la carne: los 3 anuncios económicos a los que apuesta el Gobierno esta semana

Programa Registradas, jubilación anticipada y acuerdo por la carne: los 3 anuncios económicos a los que apuesta el Gobierno esta semana

Forman parte de la agenda de “una buena noticia por día” que el Ejecutivo tiene …

Martín Guzmán demora su visita para presentar el Presupuesto 2022 en el Congreso: aumento de tarifas y el gasto social son los ejes de la polémica

Martín Guzmán demora su visita para presentar el Presupuesto 2022 en el Congreso: aumento de tarifas y el gasto social son los ejes de la polémica

El proyecto oficial de previsiones para el año próximo entró al Parlamento en medio de …

Dejanos tu comentario