Gaspar Benegas, el guitarrista del Indio, habla del show de Los Fundamentalistas

El guitarrista de la banda del Indio Solari, nacido en El Bolsón, habló con Río Negro del desastre por el fuego en la comarca andina y del show que se verá este sábado por streaming.

Para cuando esta nota esté entre tus manos, quizás Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado estén a punto de grabar su próximo concierto. O quizás ya lo hayan hecho. O, por qué no, esté sucediendo en ese mismo instante. ¿Quién sabe? Solo ellos, los músicos del Indio Solari. Se sabe, cuando se trata del Indio Solari, las huestes ricoteras son capaces del infinito y más allá.

¿Qué sabemos nosotros? Apenas dos cosas y no por eso menos importantes: que el show de “la banda del Indio” se podrá ver por streaming este sábado, a las 21, con accesos virtuales en venta por Ticketek; y que el show, monumental, ya lo verán, fue montando en Epecuén, la villa turística arrasada por la inundación en 1985.

Este show, al que bautizaron “A los pájaros”, tendrá la particularidad de ser, en parte, a beneficio de los damnificados por los incendios en El Bolsón y zonas aledañas de Chubut, en febrero y marzo pasados. La razón de este gesto tiene mucho, o todo, que ver con uno de los guitarristas de la banda: Gaspar Benegas es nacido en El Bolsón, y muy cerca de allí, en Las Golondrinas, además de tener su casa, viven todos sus hermanos.

Gaspar es hijo de Felipe Benegas y de María José Cantilo, música protagonista de la escena rockera en los 70 y 80; y sobrino de Miguel Cantilo, quien no necesita presentación. Felipe y María José se instalaron en unos terrenos fiscales en Las Golondrinas, a comienzo de los años 70, donde nacieron Gaspar, sus dos hermanas y su hermano. La menor de ellos, en cambio, nació en Buenos Aires. Pero todos, menos Gaspar, viven allí en Las Golondrinas.

Gaspar se enteró de la tragedia a través de las redes sociales. Un amigo suyo había posteado un breve video de una casa envuelta en llamas e inmediatamente supo que era la suya. A los pocos minutos, estaba en contacto con sus hermanos, quienes le iban contando en vivo y en directo el desastre.

“Hay una foto satelital donde se ve todo quemado y mi casa en el medio de toda la negrura”, le dice el guitarrista a RÍO NEGRO, durante una entrevista telefónica. “El fuego arrasó toda la chacra, pero las casas se salvaron por el trabajo de mis hermanos y amigos que se arriesgaron para evitar que se quemen, lo hicieron con el fuego literalmente en sus espaldas. Una de las casas que estuvo envuelta en llamas, la de mi hermana Luna, pero no se quemó. Mi casa también, con llamas cinco veces más alta y a un puñado de metros de distancia con mis hermanos y vecina peleando para que no avance”.

Los vecinos de los hermanos Benegas no tuvieron la misma suerte, la mayoría lo perdió casi todo. «Nosotros tuvimos suerte, fue increíble. Todo negro y las casas ahí. Si el viento soplaba diferente no hubieran podido hacer mucho”, dice Gaspar respecto al trabajo de sus hermanos por salvar los hogares.

Benegas, junto a su compañera Valentina Cooke, quien también es nacida y criada en la zona de El Bolsón, motorizó la ayuda a través de Artistas por la Patagonia, una organización que recauda fondos para ayudar a los más necesitados por los incendios de una manera particular: abrieron una cuenta en el corralón Comarca Andina, de El Bolsón, donde los interesados en colaborar hacen su donación. “Tratamos de organizarnos para colaborar en la reconstrucción del lugar”, destaca Benegas. “Activamos con mi compañera una organización de emergencia junto con amigos que están allá trabajando. Hay más organizaciones trabajando, pero cuantas más seamos mejor. Me parece que las organizaciones pequeñas son más efectivas y directas con sus acciones”, resume el músico. Quienes contribuyan deben enviar el comprobante del aporte al mail artistasporlapatagonia@gmail.com para transformarlo en recibo de compra para la gente necesite reconstruir sus casas.

La ayuda no es solo material, también anímica. “Hay mucha gente a la que le está costando mucho activar y volver a empezar, están muy shockeados con lo que les pasó”, advierte. Los incendios, si bien son habituales, quizás demasiado habituales, esta vez el avance feroz sobre las poblaciones impactó sobremanera en los habitantes de la comarca y zonas aledañas. ¿Qué mafias habrá detrás de todo esto para que nadie avance más allá en las investigaciones?, se pregunta Gaspar, harto y descreído de todo lo que se diga o haga al respecto, al menos desde lo institucional.

De la movilización del músico se hicieron eco sus compañeros de banda, quienes aceptaron colaborar con parte de lo recaudado por el show de este sábado, previa consulta al Indio, quien no tuvo inconvenientes, por cierto.

La idea de tocar allí fue del propio Gaspar. Quería que el próximo show de Los Fundamentalistas fuera al aire libre y la única forma de que eso fuera posible era hacerlo en un lugar así, lo más cercano a la nada misma.

Los Fundamentalistas volverán a escena (¿o acaso ya volvieron?) con A los Pájaros, un show de gran impacto visual que ofrece las ruinas materiales y naturales de Villa Epecuén, en el centro oeste de la provincia de Buenos Aires, un lugar por ciertamente fantasmal. Alguna vez, allá por los 90, un rumor sostenía que Los Redondos planeaban tocar en el Valle de la Luna de San Juan, emulando el legendario concierto de Pink Floyd en las ruinas de Pompeya. Aquello finalmente nunca sucedió. Este show de Los Fundamentalistas tenga quizás mucho de aquella idea ricotera nunca del todo confirmada.

“Fotográficamente, Epecuén tiene una magia y un paisaje increíbles, el Indio había hecho allí una producción de fotos, entonces nos cerraba por todos lados hacerlo allí”, revela el ex músico de Las Manos de Filippi.

Sobre este nuevo concierto, Los Fundamentalistas le consultaron al Indio qué opinaba de hacer un show como el que tenían en mente. «Una vez que contamos con su apoyo para hacerlo, tomamos la iniciativa, planeamos el show y el Indio, como siempre, es un soldado nuestro que juega a favor. No es un show del Indio, sino de Los Fundamentalistas”, destaca.

Como se sabe, el Indio se tomó una licencia de escenarios por tiempo indeterminado, por lo que su aparición es virtual con alguna que otra grabación mediada por la tecnología que lo hace estar ahí sin estarlo físicamente. Y esta vez no será la excepción.

“Siempre está el Indio, con algún detalle, una grabación, algo. Sin él no lo podríamos hacer”, sostiene Benegas, pero a la vez vuelve a la aclaración de rigor. “Si bien es uno de los puntos más altos de show, pero el show no está basado en el Indio virtual. Siempre tenemos algo de él porque es la única forma en la que puede participar”.

Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado es una rara avis dentro del rock argentino. Una banda de músicos reclutados por el Indio Solari para su proyecto post Redondos que, al cabo de los años, diecisiete más precisamente, tiene vuelo propio, al punto de tocar por su cuenta. Hoy, Los Fundamentalistas son Baltasar Comotto y Gaspar Benegas, en guitarras y voces; Fernando Nalé, en bajo; Sergio Colombo, saxo; Miguel Tallarita, trompeta; Pablo Sbaraglia, teclados; Deborah Dixon y Luciana Palacios, coros; y Ramiro López Narguil, en batería.

“Es un proceso que se está dando ahora”, reconoce Gaspar sobre el hecho de seguir tocando sin el Indio sobre el escenario. “Nos gusta ser considerados como ‘la banda del Indio’ y lo que nos motivó a seguir fue la respuesta del público y tocar esas canciones. El primer show que hicimos fue a beneficio de Martín Carrizo, cuando vimos el apoyo y la reacción de la gente no nos quisimos bajar más del escenario”.

Martín Carrizo fue uno de los bateristas de la banda del Indio hasta que, en 2017, fue diagnosticado con ELA (esclerosis lateral amiotrófica). Para continuar su tratamiento médico en Estados Unidos fue que Los Fundamentalistas dieron un show a beneficio, a fines de 2019.

“Si no hubiera sido por aquella necesidad de colaborar con Martín no se nos hubiese ocurrido tocar como Los Fundamentalistas”, admite Gaspar. “El Indio siempre nos decía que teníamos que seguir tocando cuando él ya no toque más, pero algo que no veía, me parecía que era algo que no podía suceder sin él”.

Después del show en Olavarría pasaron dos años en que no hicieron nada, aunque en todo ese tiempo recibieron ofertas para tocar que no llegaron a nada, ninguno de lo veía posible. “Cuando surgió lo de Martín decidimos juntarnos para tocar y le consultamos al Indio, le pareció una buena idea, nadie se opuso y lo hicimos. Ahí nos dimos cuenta de que realmente podíamos hacerlo. Al final, el Indio tenía razón! ‘Vieron que yo tenía razón, que ustedes tenían que tocar…’” (risas)

Una de las características de Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado es el par de guitarristas. No es habitual que una banda cuente con dos guitarras tan poderosas que compartan el protagonismo –y la potencia- como lo hacen Gaspar Benegas y su amigo Baltasar Comotto. Fue este último quien lo recomendó al Indio cuando Julio Sáez, tras grabar en “El tesoro de los inocentes”, dejó la guitarra para convertirse en manager, allá por 2004.

“Con Baltasar nos conocemos de acá de Buenos Aires, cuando yo tenía 15 y él unos 18 más o menos. Un amigo en común que es de allá de El Bolsón nos presentó. ‘Tengo un amigo que se llama Gaspar y otro que se llama Baltasar, los tocan la guitarra, escuchan Hendrix y se tienen que conocer’ (risas) Se creó una amistad que se fue reforzando con los años”, recuerda Benegas.

El Indio le hizo caso a Comotto: probó al muchacho de El Bolsón y quedó. “Una vez que se grabó ese disco, Sáez pasó a ser manager por lo que empezaron a buscar guitarrista para armar la banda. Baltasar ya estaba con el puesto asegurado y me recomendó a mí, caí bien y desde el primer show estoy fijo en la banda, hace 16 años ya”.

Las dos guitarras son características de la banda en el sentido que “fue siempre un requerimiento de parte del Indio”, sostiene Benegas, “lo que él se imaginó cuando armó la banda, no tener un guitarrista… como que el guitarrista del Indio fue Skay. Con Los Fundamentalistas quiso ir por otro lado, no se trata de un cantante y un guitarrista, sino que hay dos guitarras que bombardean todo el tiempo sin in protagonismo excluyente de parte de ninguna”.

Qué son Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado lo sabemos: una de las mejores bandas de rock argentino de este tiempo. Pero, ¿quién es el Indio en esta historia? Hace muchos años, cuando Los Redondos eran un misterio a resolver, la pregunta de rigor era quién era Patricio Rey. Una pregunta con doble entrada: literal y metafórica. Por la literal, algunos despistados creían que Patricio Rey era el mismísimo Indio. Retirado de la escena, pero ineludible en la existencia de la banda, quizás el Indio Solari sea hoy para Los Fundamentalistas lo que Patricio Rey fue en su tiempo para Los Redonditos de Ricota. Entonces, quizás aquellos despistados de antaño hoy no estén tan equivocados: el Indio, finalmente, es Patricio Rey.

 

Gaspar Benegas, el guitarrista del Indio, habla del show de Los Fundamentalistas

Compruebe también

ROBO EN ESPACIOS VERDES DE LA MUNICIPALIDAD DE LAGO PUELO

ROBO EN ESPACIOS VERDES DE LA MUNICIPALIDAD DE LAGO PUELO

En la mañana de hoy, personal de Espacios Verdes encontró con que durante el fin …

COMUNICADO MUNICIPALIDAD DE EL HOYO ANTE LOS CORTES DE LUZ

COMUNICADO MUNICIPALIDAD DE EL HOYO ANTE LOS CORTES DE LUZ

La Municipalidad de El Hoyo expresa su preocupación ante la grave situación que atraviesa la …

Dejanos tu comentario